domingo, 1 de mayo de 2016

Las CTA riojanas dijeron presente en Capital Federal

Referentes  sindicales  viajaron a Capital Federal  para unirse a la gran masa de trabajadores, que se movilizó  contra las políticas de ajuste  del Gobierno Nacional. Desde  La Rioja, las   CTA de los Trabajadores y la Autónoma, se sumaron de manera  conjunta. El acto fue organizado por las cinco centrales  nacionales,   mostrando  un Movimiento Obrero unido  bajo las mismas consignas.  El llamamiento fue histórico,  y sin  llegar a ser un paro,  la unidad configuró  un esquema de fuerzas  que el "macrismo" deberá respetar.

Rumbo a la convocatoria  partieron delegados de AMP, ATE y Ser Salud, representando el esfuerzo de las CTA riojanas para sumarse  a la causa.  Una causa a la que aportaron sindicatos de todo el país, tapando de trabajadores por unas cuantas horas la Capital Federal. Aunque los canales de tv,  en este momento ignoren el suceso, el fantasma del helicóptero,  que  sacó  a De La Rúa de la presidencia,   habrá  sobrevolado los pensamientos de la alianza Cambiemos. En este sentido los sindicalistas  coinciden en que,  si el gobierno no reacciona, las próximas medidas de la clase trabajadora, podrían paralizar el país.  

Cercanas en sus preceptos, las CTA se mantienen unidas  en las calles, allí donde nacieron. Para el caso de nuestra provincia, bajo el nombre  de los "Gremios de la Plaza". Esto fue en los noventa, para pelearle al neoliberalismo de Menem, hoy lo hacen para pelearle al "macrismo", cuya doctrina de shock,  hacen ver al  menemismo como  algo suave.  En La Rioja, la Unidad de las CTA picó en punta con Rogelio  De Leonardi, de AMP y Normando Ocampo, de ATE. Dos protagonistas históricos del sindicalismo combativo en nuestra provincia, que no ahorraron voluntad para consolidar la unidad.

Lo central de esta información tiene que ver con  el Movimiento Obrero Argentino, el cual  en vísperas del día de lxs trabajadores/as, se mostró unido, como hace décadas no sucedía. Lo hizo contra el plan de los despidos  y en favor de una ley que los prohíba;  contra   el impuesto a las ganancias para trabajadores; contra  el congelamiento de las jubilaciones  y  salarios y  contra  la criminalización de la protesta. Las consignas se plasmaron en un documento único, cuyo contenido central apuntó contra el perfil empresarial de un gobierno  que avanza en una reconfiguración del Estado,  en favor de las corporaciones transnacionales y en desmedro la clase trabajadora. 

En este acto, las dos vertientes sindicales CTA y CGT  licuaron sus diferencias en la acción, mostrando que el Movimiento Obrero es uno solo, aunque existan diferencias en las concepciones
políticas que hacen a su práctica. A estas expresiones se sumó una nueva,  que tiene que ver con la economía popular, plasmada en la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que agrupa todos aquellos trabajadores de la economía social y  popular, como el caso de las de cooperativas o informales, antes apoyados por ser parte de una economía de resguardo local, hoy discriminados por una dictadura de monopolios. 

Modelos sindicales

Los sindicatos, invisibilizados y estigmatizados, sobreviven a la sociedad de consumo y a la hegemonía cultural de los medios masivos de comunicación, cuyos intereses son claramente en favor de las corporaciones. Los sindicatos son las herramientas de los trabajadores contra la explotación y la exclusión, los anticuerpos que la sociedad desarrolló en favor de los intereses comunes,  y en acciones como las del viernes 29, muestran su capacidad de actuar por encima de sus diferencias, pues entre ellos no hay conflicto de intereses.

En el caso de las CGT, que nuclea la porción mas importantes de trabajadores, sus cúpulas dirigenciales se vieron obligadas a salir ante la presión de sus bases. En el caso de las CTA, nacida de alguna manera para superar el modelo de las CGT, se ven compelidos a unirse, quedando en las primeras lineas de la lucha contra  la exclusión y la entrega, de un gobierno que pretende reconfigurar el Estado en favor del  las minorías que gobiernan el mundo a costa de la miseria del género humano.   
Para los referentes de la CTA se trata de un momento muy especial,  donde lo central seguirá siendo la unidad, aunque aseguran que luego de este acto, la instancia también transitará sobre un debate hacia el interior del  movimiento obrero. 

Según el sindicalismo de liberación, referenciado en la figura de Agustín Tosco, las instancias de unidad en la acción y unidad y debate,  se están dando. A esto lo asegura Rogelio  De Leonardi, referente de la Corriente Nacional Agustín Tosco (CoNAT). "  creo que estas dos instancias se están transitando en la Argentina. La unidad en la acción se ha manifestado mayoritariamente y esto facilita el debate. Ya no son salidas a la calle de 20 o treinta mil trabajadores por separado, sino de doscientos o trescientos mil.". "Lo que sigue es la disputa de ideas  y posicionamientos, para que este movimiento actúe en favor del conjunto de la clase trabajadora"  opinó el dirigente docente, quien valoró la jornada en Buenos Aires como "un primer paso fundamental." 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada